Charlando con el Comandante Don Javier Del Campo

Hoy hablaremos sobre aviones y del miedo a volar. Para ello, entrevistamos a Don Javier Del Campo, Comandante de Iberia e Instructor de un curso para perder el miedo a volar que lleva impartiendo 28 años.

Le preguntaremos sobre su vida profesional, sobre la razón y el origen del miedo a volar y nos contará varias anécdotas de su larga trayectoria profesional.

Javier Del Campo, Comandante retirado de Iberia.

Entrevistador: Cuéntenos, ¿Cómo nació su vocación por la aviación? ¿Siempre quiso ser piloto?

Javier Del Campo: Empecé desde los 10 años, mi padre era farmacéutico en el Ejército del Aire y de tanto oír hablar del tema, a los 13 años empecé a ir a Getafe a la base militar y desde la pista veía los aviones que despegaban. Me pasaban por encima y lo pasábamos genial, era la mar de bonito.

E: ¿Cómo ha sido su trayectoria profesional?

Javier: Con la vocación que ya me iba naciendo, a los 15 o 16 años ya comencé a realizar vuelo sin motor, notando el aire y la naturaleza… Una preciosidad.

Luego me presenté a las oposiciones y entré en la Academia del Ejército del Aire de San Javier (Murcia) y fui piloto de aviones militares.

Años después salió la convocatoria de Iberia y como los pilotos militares de cazas estábamos acostumbrados a volar solos sin copiloto, pues entré en el DC-9 de Iberia y he estado 20 años volando con ellos.

DC9, primer avión que pilotó.

E: Pero… ¿No se caen los aviones sin motor?

Javier: (Da una carcajada) No, es como un velero, el aire y las leyes de física del propio avión hace que planee y no se caiga.

E: ¿Cuál fue el primer avión civil que pilotó?

Javier: El DC-9. Pasados unos años me dieron a elegir entre el Airbus A340 o el Boeing 747 (la reina de los cielos). Como el 747 ya era muy viejo y el A340 llegó nuevecito y con mucha tecnología, no lo dudé y me decanté por el A340.

 

Empecé a hacer vuelos sin motor a los 15 – 16 años.

 

E: Tormenta, lluvia, nieve, niebla, viento… ¿Qué es peor?

Javier: Para las tormentas, la lluvia y todo eso, tenemos unos límites que están completamente comprobados. Por ejemplo, el viento cruzado, el avión aguanta 130 Km/h. En cambio al comandante le decimos que no puede aterrizar con viento cruzado de más de 60 km/h. Así que aunque sea espectacular, dé bandazos y demás, no hay peligro ninguno.

E: ¿Ha tenido alguna vez un accidente?

Javier: En el 1963 me estrellé con un caza en la Sierra de Gredos. Iba con el cabo que salió completamente ileso y yo tenía un pequeño corte en la cara. Nada más. En Iberia nunca nada.

E: ¿Cuál era el aeropuerto o la ciudad que más le gustaba?

Javier: Nueva York. Yo allí me perdía, era una maravilla.

E: ¿Alguna vez se le han parado o ha tenido que parar algún motor por una emergencia?

Javier: Una vez despegando de Valencia, subiendo por Sagunto por la costa, en el DC-9 tuve que poner al ralentí (punto muerto) un motor por un fallo de aceite. Lo que pasa es que en aviación siempre calculamos la carga y la potencia como si usáramos un sólo motor, por lo que podemos funcionar perfectamente con un motor aunque el otro esté apagado. Así que dimos la vuelta, volvimos a Valencia y aterrizamos sin ningún problema. Ya en tierra lo miraron los mecánicos, le arreglaron el filtro de aceite, probamos su correcto funcionamiento y nos volvimos a marchar.

 

En 1963 me estrellé en la Sierra De Gredos. Sólo me hice un corte en la cara.

 

E: ¿Cómo vivió el 11S?

Javier: Ese día estaba en casa viendo la televisión y al ver en las noticias el primer avión estrellado me extrañó mucho porque era un magnífico día soleado, de sol y moscas como decimos en aviación. Luego vi al segundo estrellarse y no dudé en que eso estaba siendo un atentado. Pensé que esto no tiene nada que ver con la seguridad aérea porque esto es terrorismo, pero tenía claro que la seguridad policial cambiaría mucho.

E: ¿Cómo cambiaron las medidas de seguridad desde el 11S?

Javier: Las medidas no sólo se implantaron en EEUU, sino que la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional, un organismo de la ONU) dijo que las normas deberían aplicarse a nivel internacional, en todo el mundo.

E: Siguiendo el tema de los accidentes, ¿Cómo vivió el accidente de Spanair?

Javier: Yo ya estaba retirado, en la inspección y me tocó verlo a mí. El problema es que hubo una cadena de errores y tal como lo tenemos montado en aviación si falla una cosa, se corrige, pero en este caso fallaron muchas. Se les olvidó a los pilotos sacar los flaps, eso puede ocurrir, pero el ordenador de abordo te tiene que avisar si eso sucede, por lo que realmente no hay riesgo ninguno. Resulta que ese día el ordenador que había funcionado perfectamente en el vuelo anterior, también falló. En aviación se dice: Si ha ocurrido una vez, puede ocurrir una segunda. Y eso es inaceptable. Por ello se han añadido no uno, sino dos ordenadores más para evitar eso.

E: Siempre se dice que las low cost como Ryanair llevan el combustible muy justo…

Javier: Por ley, todos los aviones tienen que llevar combustible para llegar al destino, estar 5 minutos dando vueltas, hagan un aterrizaje frustrado, se vayan al aeropuerto alternativo y en éste estar dando media hora vueltas. Ahora, si una low cost llega a Madrid y le dicen que tiene que estar 55 minutos dando vueltas, pues no lleva ese combustible y se va al alternativo, cargan combustible y se vuelven. Peligro ninguno. Pero claro, al vuelo le habías metido 3 horas de demora y a los siguientes vuelos que haría ese avión también. Molestias e incordio todo lo que tú quieras, peligro ninguno.

 

Si ha ocurrido una vez, puede volver a ocurrir. Y eso es inaceptable.

 

E: Muchas veces veo aviones de 35 años volando con pasajeros hoy en día… ¿Es seguro?

Javier: No son rentables, pero no por tema de seguridad, es por tema de consumo de combustible, por tema de ruidos en los aeropuertos, por comodidad… En el tema tecnológico, los ordenadores de abordo se les puede añadir perfectamente.

E: ¿El avión del Rey, del Presidente y demás autoridades es muy antiguo?

Javier: Sí, es un Airbus A310, bastante antiguo. El avión está pasando las inspecciones sin ningún problema, por lo que riesgo ninguno. Lo que sucede es que el consumo sería más elevado, sería tema económico, pero riesgo no hay.

E: Qué prefiere usted…

E: ¿Airbus A350 o Boeing 787 Dreamliner?

Javier: A350.

E: ¿Airbus A340 o Airbus A330?

Javier: A340. Con cuatro motores tiras perfectamente y si se te para uno ni declaras emergencia.

E. ¿Airbus A320 o Boeing 737?

Javier: A320. Es mucho más moderno y cómodo.

E: ¿Airbus A380 o la reina Boeing 747?

Javier: A380, el 747 está diseñado desde hace muchos años y aunque le han modificado todo, el que es más nuevo es el A380.

Antiguo Boeing 747 “reina de los cielos” de Iberia.

E: Si le dicen que por cualquier motivo tendría que pilotar en este mismo momento, ¿Sabría hacerlo?

Javier: Hombre, después de 40 años volando sería difícil olvidarlo (ríe).

Si por ejemplo voy en un vuelo, lo secuestran y matan a los pilotos y los pasajeros matamos a los terroristas, podría aterrizar yo perfectamente el avión, aunque sea un Boeing. Lógicamente me guiarían desde la torre de control y me llevarían a un aeropuerto con buen tiempo, pero vamos que si lo aterrizo… Y además hago un aterrizaje suave (ríe).

E: ¿Cuál es la aerolínea con más futuro y capacidad de expansión?

Javier: Las nuevas aerolíneas (Norwegian, Level…) crecen exclusivamente por el precio de los billetes. Lógicamente reducen el espacio entre los asientos, te cobran si quieres subir un carrito, etc. Ryanair por ejemplo tiene un problema tremendo con los pilotos, se les han puesto en huelga y han tenido que subirles el salario un 20-30%.

E: Usted desde hace varios años imparte un curso para perder el miedo a volar junto con la psicóloga Luisa. ¿Cuándo será el próximo curso? ¿Qué podemos aprender allí? ¿Qué eficacia tiene?

Javier: Pues llevo 28 años impartiendo el curso. Hacemos uno en Madrid que dura un viernes por la tarde y el sábado entero. Allí la psicóloga y yo explicamos que no hay riesgo en la aviación, cómo funciona la aerodinámica, los aspectos técnicos junto con la seguridad del avión y para finalizar hacemos un vuelo Madrid – Barcelona ida y vuelta para poner en práctica lo aprendido. El 99% de la gente que asiste al curso, si sigue las pautas que le enseñamos y lo pone en práctica, se cura perfectamente. Pero claro, si vienes al curso y después no practicas lo aprendido, no perderás el miedo a volar.

También hacemos sesiones particulares (2 sesiones conmigo y 2 con la psicóloga) en Madrid presencialmente y si no te viene bien venirte a Madrid, lo hacemos por Skype.

E: ¿Cuándo será el próximo curso completo?

Javier: Pues el próximo lo tenemos el 20 y 21 de abril y en Mayo el 25 y 26. Siempre es uno al mes, un viernes por la tarde y el sábado durante el día entero.

 

El 99% de los asistentes al curso se curan si siguen las pautas aprendidas.

 

E: ¿Cómo podemos apuntarnos?

Javier: En nuestra web www.miedoavolar.eu tenemos los calendarios y toda la información de los cursos. En nuestro Twitter @felizvuelo también publicamos cosas interesantes y relacionadas con el curso.

E: Muchísimas gracias por atendernos, ha sido usted muy amable. Gracias por su paciencia y por su amabilidad.

Javier: Encantado por colaborar y sobretodo con los que tenéis mucho interés.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: