Charlas con Pamplona


  1. Tenemos el orgullo de entrevistar a un joven que fue encarcelado tras agredir a dos policías nacionales. Nos cuenta su historia.

Para proteger y preservar su intimidad, usaremos el nombre de “Pamplona” en esta entrevista.

Jorge: Pasó usted un año en prisión tras agredir  a dos policias nacionales, ¿Qué edad tenía usted?

Pamplona: Tendría…22 años

J:¿Había consumido usted ese día alcohol o drogas de cualquier tipo?

P: Unicamente alcohol

J: Aclarado esto, me gustaría conocer su infancia

P: Pues buena, la verdad,  Mis padres me dieron la mejor educación que pudieron, y aun hoy me seiguen enseñando cosas cada día, aprendo nuevas cosas de ellos continuamente. Yo era un chico revoltoso pero no era mal chico. Algún disgusto les daba a mis padres, vamos como cualquier hijo (ríe), pero nada importante. Si que era ciertamente rencoroso hacia las personas que me hacían algo.

J: ¿Se hablaba de política en su casa?

P: La verdad es que poco, bueno se hablaba de la situación del momento, pero en general no solíamos hablar de política habitualmente.

J: ¿Le apoyó su familia tras entrar en prisión?

P: si, en todo momento

J: Eso es fundamental, que tu familia te apoye en momentos tan duros. ¿No cree?

P: por supuesto

J:Volviendo de nuevo a su infancia, su grupo de amigos, ¿Era problemático?

P: En absoluto, es más, puedo contarle a que se dedican y verá que son gente absolutamente normal.

J: Si se enpeña…(risas)

P: Pues vamos a ver, hay un camarero, un abogado, un médico, un enfermero, dos son periodistas,  otros dos son militares, hay un veterinario y un policía nacional

J: Un policía nacional, que curioso, y ¿Cómo se llevan?

P: Pues muy bien, la verdad, bromeamos muchas veces (risas)

J: ¿Le apoyaron sus amigos?

P: No todos, aunque en el fondo prefiero creer que si. Apoyarme como tal solo lo hicieron cuatro: el abogado, el enfermero, el camarero y el policía nacional. El abogado y el enfermero son los únicos junto con otro amigo que no es del grupo, que vinieron a verme a prisión. De vez en cuando recibía cartas de algún otro.

J: ¿Se arrepintió de lo que hizo?

P: Pues si y no

J: Explíquese, por favor

P:  Pues es que en realidad yo no lo hice con esa intención, ellos me cogieron fuerte del brazo para que me identificara, yo solté el brazo y le di un codazo en la cara al guardia, haciéndole una fisura en la mandíbula, entonces vino el otro a por mi y le agredí.

J: Entiendo entonces que se arrepiente de agredir al segundo, pero no al primero

P: Exacto, porque lo primero no fue intencionado.

J: Pues muchas gracias, con esto concluimos la primera parte de la entrevista, la próxima semana nos contará como fue su vida después de la agresión.

P: Muchas gracias por contar conmigo para esta entrevista

0 Comentarios

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: